Especialidades

Las cataratas

Una catarata ocurre cuando el cristalino (el “lente” del ojo) se nubla, afectando la visión. La mayoría de las cataratas están relacionadas con el envejecimiento. Las cataratas son muy comunes en las personas mayores. Cuando llegan a los 80 años de edad, más de la mitad de los norteamericanos tienen una catarata o han tenido una operación de cataratas. La catarata puede ocurrir en uno o en ambos ojos. La catarata no se transmite de un ojo al otro.

Las cataratas relacionadas con la edad se desarrollan de dos maneras:

1. Cuando las acumulaciones de proteína reducen la claridad de la imagen que llega a la retina.

El cristalino está compuesto en su mayoría por agua y proteína. Cuando esta proteína se acumula, nubla el cristalino disminuyendo la luz que llega a la retina. La opacidad puede ser tan severa que hace borrosa la visión. La mayoría de las cataratas relacionadas con la edad se desarrollan debido a las acumulaciones de proteína.

Cuando la catarata está pequeña, la opacidad afecta solamente una pequeña porción del cristalino. Quizás usted no note ningún cambio en su visión. Las cataratas tienden a “crecer” lentamente, así que la visión se deteriora gradualmente. Con el tiempo, el área opaca del cristalino se puede agrandar y la catarata puede aumentar de tamaño. La visión se dificulta, haciéndose más opaca o más borrosa.

2. Cuando el cristalino cambia lentamente a un color amarillento o marrón, añadiendo un tinte marrón a la visión.
Cuando el cristalino transparente poco a poco adquiere color con la edad, su visión puede lentamente ir adquiriendo un tinte marrón. Al principio, la cantidad del tinte puede ser poca, sin causar problemas con la visión. Con el tiempo, el tinte se intensifica y puede hacer más difícil leer y hacer otras actividades rutinarias. Este cambio gradual en la cantidad del tinte no afecta la claridad de la imagen transmitida a la retina.

Si usted tiene una decoloración avanzada del cristalino, quizás no pueda identificar los tonos azulados y morados. Por ejemplo, usted puede creer que tiene puesto un par de calcetines negros y no se dará cuenta que son morados hasta que sus amigos se lo digan.

Inyección intravítrea

Es una inyección de medicamento en el ojo. El interior del ojo está lleno de un líquido gelatinoso (humor vítreo). Durante este procedimiento, su proveedor de atención médica inyecta medicamento en el humor vítreo, cerca de la retina en la parte posterior del ojo. El medicamento puede tratar ciertos problemas oculares y ayudar a proteger su visión. Este método casi siempre se usa para administar un nivel más alto de medicamento a la retina.

Descripción

El procedimiento se realiza en el consultorio de su proveedor. Tarda aproximadamente de 15 a 30 minutos.

  • Se colocarán gotas en los ojos para ampliar (dilatar) las pupilas.
  • Usted se acostará boca arriba en una posición cómoda.
  • Se le limpiarán los ojos y los párpados.
  • Se colocarán gotas analgésicas en su ojo.
  • Un pequeño dispositivo mantendrá sus párpados abiertos durante el procedimiento.
  • Se le pedirá mirar en dirección hacia el otro ojo.
  • Se inyectará medicamento en el ojo con una aguja pequeña. Usted podría sentir presión, pero no dolor.
  • Se pueden colocar gotas antibióticas en el ojo.

Fotocoagulación con láser

La fotocoagulación con láser es una cirugía ocular que utiliza un láser para encoger o destruir las estructuras anormales en la retina, o para ocasionar intencionalmente la formación de cicatrices

Descripción

Su médico realizará esta cirugía en un establecimiento ambulatorio o un consultorio.

La fotocoagulación se lleva a cabo empleando el láser para crear una quemadura microscópica en el tejido deseado. Los puntos de láser por lo general se aplican en 1 de 3 patrones.

Antes del procedimiento, le administrarán gotas oftálmicas para dilatar sus pupilas. En raras ocasiones, le pueden aplicar una inyección de un anestésico local. La inyección puede causar molestia. Usted estará despierto, pero no sentirá dolor durante el procedimiento.

Usted se sentará con la barbilla apoyada en una mentonera. Le colocarán un lente de contacto especial en el ojo. Este lente contiene espejos que ayudan al médico a dirigir el láser. Le indicarán que vea directamente hacia adelante o hacia un objetivo de luz con el otro ojo.

El médico enfocará un láser en la zona de la retina que necesita tratamiento. Con cada pulso del láser, usted verá un destello de luz. Dependiendo de la afección que se esté tratando, es posible que solo haya unos cuantos pulsos o tantos como 500

En la fotocoagulación con láser para retinopatía diabética, la energía láser se dirige a ciertas áreas de la retina para evitar que crezcan vasos anormales o que se encojan los que ya pueden estar ahí. Algunas veces, el procedimiento se hace para eliminar el líquido de edema en el centro de la retina.

Esta cirugía también se usa para tratar los siguientes problemas oculares:

  • Tumor en la retina
  • Degeneración macular, un trastorno del ojo que destruye lentamente la visión central nítida
  • Un desgarre en la retina
  • Un bloqueo de las pequeñas venas que transportan la sangre hacia afuera de la retina
  • Desprendimiento de la retina, cuando la retina en la parte trasera del ojo se separa de las capas subyacentes