Retinopatía diabética

Retinopatía diabética

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una secuela ocular de la diabetes MAL CONTROLADA que está causada por el daño de los vasos sanguíneos en la retina. El daño de los vasos sanguíneos de la retina tiene como resultado que estos sufran una ruptura con el consiguiente sangrado interno a nivel ocular. Si la enfermedad avanza se forman nuevos vasos sanguíneos y prolifera el tejido fibroso en la retina, lo que tiene como consecuencia que la visión se deteriore.

Es posible que en los inicios no se observen síntomas como dolor o pérdida de la visión, pero a medida que la enfermedad avanza se producen disminución grave de la visión e incluso puede ocasionar la ceguera total e irreversible si no realiza un tratamiento adecuado y oportuno.

TRATAMIENTO:

Antineovasculares intravitreos

Consiste en la colocación profesional de un medicamento en la parte interna del ojo de manera rápida y sin dolor con muy raros efectos secundarios, el objeto de este medicamento es controlar la hemorragia interna o disminuir la hemorragia establecida con el consiguiente aumento de visión siempre y cuando se mantenga un nivel adecuado de glucosa en la sangre (control metabólico estricto)

Fotocoagulación

Es un procedimiento que consiste en la aplicación de un laser sobre la estructura más profunda del ojo, la retina, con objeto de producir de forma controlada una micro cauterización terapéutica en un área seleccionada de la misma. Aplicada de manera correcta y oportuna es una de las mejores opciones de tratamiento de la retinopatía diabética.

Vitrectomía

Es un procedimiento quirúrgico, mediante el cual se extrae el humor vitreo del ojo y se sustituye, generalmente, con un gas, aceite o líquido especial. Suele asociarse conjuntamente con la aplicación de láser. Este procedimiento se utiliza para el tratamiento de diferentes enfermedades oculares, como el desprendimiento de retina, la hemorragia vítrea entre otros.

El edema macular

Así ve un paciente con Edema macular.

El edema macular es la inflamación y el acúmulo de líquido en la mácula, la parte del ojo responsable de la visión central y la visión fina de los detalles (la que nos permite leer o reconocer caras), y se produce cuando los vasos sanguíneos de la retina tienen escapes de fluido.

El Edema Macular Diabético (EMD), que constituye la principal causa de ceguera entre la población diabética en edad activa en la mayoría de los países desarrollados. O de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), como enfermedad degenerativa y crónica del ojo que constituye una de las principales causas de pérdida de capacidad visual grave entre las personas mayores de 50 años se han producido grandes avances en su diagnóstico, tratamiento y abordaje.

Respecto a otras afecciones oculares como el glaucoma, que daña progresivamente el nervio óptico y provoca la pérdida gradual e irreversible de la visión; o la sequedad ocular, que produce molestias, alteraciones visuales e inestabilidad de las capas externas del ojo y conlleva un daño potencial sobre la superficie del órgano visual, “la revisión periódica del oftalmólogo resulta crucial para prevenir y controlar el desarrollo de estas patologías.

 

La oclusión de las venas retinianas

El bloqueo de las venas retinianas puede causar otros problemas oculares, como: Glaucoma (presión alta en en el ojo), causado por vasos sanguíneos nuevos y anormales que crecen en la parte frontal del ojo. Edema macular, causado por el escape de líquido en la retina

La oclusión de las venas retinianas casi siempre es causada por el endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis) y la formación de un coágulo de sangre.

El bloqueo de venas más pequeñas (ramas venosas u ORVR [oclusión de ramas venosas de la retina]) en la retina con frecuencia ocurre en lugares donde las arterias retinianas que se han engrosado o endurecido por la ateroesclerosis se cruzan y ejercen presión sobre una vena retiniana.

 

Los factores de riesgo para la oclusión de las venas retinianas abarcan:

  • Ateroesclerosis
  • Diabetes
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Otras afecciones del ojo, como glaucoma, edema macular o hemorragia vítrea
  • El riesgo de estos trastornos aumenta con la edad; por lo tanto, la oclusión de las venas retinianas afecta con mayor frecuencia a las personas mayores.

El bloqueo de las venas retinianas puede causar otros problemas oculares, como:

  • Glaucoma (presión alta en en el ojo), causado por vasos sanguíneos nuevos y anormales que crecen en la parte frontal del ojo
  • Edema macular, causado por el escape de líquido en la retina